Sunday, May 18

Su diástole de vida y su sístole de muerte.

Y sus idas y venidas en un domingo a su más puro estilo de domingo. Encerrado, lluvia y oscuridad invernal. Con una liga que se muere sin que yo le haya prestado el más mínimo interés. De un partido en la otra sala. Y mi cabeza en la ventana. Ya no llueve - abro la ventana y saco la mano para comprobarlo -. Efectivamente, no llueve.

Y el sol que no quiere salir. Ni yo estudiar, ni tú dejar de ser así como sólo tú sabes ser. Como para que luego me vuelvas a pedir que no falte a clase y me digas que los lunes son lunes para algo, para dejar atrás el fin de semana.

Pero te conteste, una vez más, que esto es un domingo a su más puro estilo y que, por tanto, mañana será lunes, con o sin las clases. Mañana estudiaré. Pas aujourd'hui.

Aun con tu diástole de vida y tu sístole de muerte, bebo de ti. - y vivo y muero-.

2 comments:

Ferran said...

Hoy no hay Marc Capaldi que valga

:) said...

Si ya decia Séneca que la mayor rémora de la vida era la espera del mañana y la pérdida del hoy.
Cuando descansamos empezamos a morir y al crear volvemos a vivir... y así sí, para volver a decirte que los lunes son lunes para algo, para volver a morir.
Roza la agradble calma de tu muerte para reconfortar de nuevo el deseo de tu vida.
Tu vida, mi muerte.