Tuesday, April 1

Uno de abril.

Sería muy absurdo pretender que, de aquello, sólo rescato el Hotel Gaudí, sus salas y lo que en ellas ocurrió, porque, entonces, estaría omitiendo los meses anteriores, las dudas, el nerviosismo, las ilusiones, el tren multicolor que llega a Monfalcone, las personas, las amistades y todo lo que vino después.

Omitiría también vuestras caras, nuestro paseo por el Prado, una cena en un bar cutre de Madrid y el paso al futuro.

Y dos de abril fue quizás más uno de abril que el propio uno, así como también lo fueron Castillos de Cartón y una soleada Pascua gaditana, Agosto de 2007 y nuestros reencuentros, Café Bruxelles, de mis viajes a Granada y el regreso a Madrid.

¿Cómo fue tu primer día en India?

4 comments:

Neus said...

I és que el present no és només present, és present i passat. Per això és tan cert allò que diuen de que qui controla el passat controla el present.

Saps? Se m'havia oblidat llegir-te i ara em done compte de l'error!


P.D. la cita la vaig ficar, justament, perquè acabava d'escoltar la cançó en qüestió
:)

(com diu Vladimir: great minds think alike!)

javier said...

Pues sí, Ferrán, acertaste conmigo. Y fue una gratísima sorpresa encontrarte por esa habitación que ya casi ni ordeno ni actualizo. Perdona que haya tardado tanto, pero primero estaba de viaje, y luego, bastante ocupado. Iñaki me ha hablado maravillas de ti, así que si algún día te pasas por Madrid (y veo que lo haces cada cierto tiempo), me encantará conocerte y tomar algo. Qué casualidad lo de Sara y Albano. Llevo toda mi vida diciéndome que existe un orden en las cosas (y que además es un orden matemático, toma ya), pero cada vez me voy convenciendo más de que todo es puro azar. Un abrazo, Javier

distante.espejo said...

para mí, no sé, la fecha es lo de menos.
jamás recuerdo que es en abril y no en marzo.
pero me acuerdo, pese a todo.

BORJA F. CAAMAÑO said...

Un bar cutre de Madrid?

Recuerdo uno llamado El Palentino, por Malasaña. Y hay también un chino en la Plaza de España, en los subterráneos, donde se come de puta madre... con perdón.

Un fuerte abrazo desde el Otro Lado.